Feminicidios una deuda pendiente del Estado Mexicano.

De 2015 a 2019 han sido asesinadas 15,819 mujeres en México. Solo 3,751 han sido investigados como feminicidio.
Muchos de los discursos o imágenes que se difunden en los medios de comunicación, luego de que les es arrebatada la vida, promueven la estigmatización de las mujeres y niñas que han sido asesinadas, fomentando la reproducción de estereotipos e incluso culpabilizándolas de su propia muerte.

Esto genera una múltiple victimización, agresiones e impactos negativos en las emociones y salud de familias enteras.
A ello se suma la falta de reconocimiento a la dignidad de las víctimas y sus familias, lo que se manifiesta a través de cuestionamientos, descalificaciones, falta de acceso a información, filtración de datos, etc.
A pesar de que las mujeres, niñas y adolescentes son asesinadas de las maneras más crueles; el acceso a la justicia es mínimo.

Ser víctima de feminicidio en nuestro país significa no sólo perder la vida sino la identidad, para convertirse en un expediente más entre miles.

De enero a agosto de 2020 han sido asesinadas 2,532 mujeres, solo 626 casos han sido investigados como feminicidio.

Es necesario, que el Gobierno de México impulse una política integral que atienda de manera estructural la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

Además, la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia debe realizar una estrategia efectiva para la transformación de la realidad que viven las mujeres en nuestro país, así como las acciones necesarias para garantizar el debido proceso, la debida diligencia y el acceso a la justicia para las mujeres víctimas de violencia en México.

Además, las y los operadores de justicia juzguen con perspectiva de género, interculturalidad y perspectiva de derechos humanos.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario