MORENA Y ALIADOS DEBEN ACOSTUMBRARSE A PRÁCTICAS PARLAMENTARIAS “INCÓMODAS”; QUE NO OLVIDEN QUE TAMBIÉN LAS APLICARON, SON VÁLIDAS: PRD


·        Sorprendió que varios oradores de Morena subieran a Tribuna quejarse y lloriquear acusando prácticas de la oposición, que “debieran desecharse” de la Cámara de Diputados, señala
·        Ese “lloriqueo” y las quejas solo disfrazan un puritanismo político, hipócrita, falso que deja mal parada la agilidad de la mayoría y la comprensión de prácticas parlamentarias que, en el mundo, están instaladas, aclara
 
El diputado del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, Antonio Ortega Martínez, integrante del Comité de Ética y secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, llamó al bloque de Morena y sus aliados, a acostumbrarse a prácticas dilatorias por parte de la oposición, como la “toma” de Tribuna realizada el martes pasado en el marco de las recientes discusiones para desaparecer 109 fondos y fideicomisos; y que, para esta oportunidad, fue propiciado porque pretendieron incorporar recursos de enfermedades catastróficas, violando el proceso legislativo.
 
“Demasiado lloriqueo ante su incapacidad para responder a la ‘minoría’ que actuó con habilidad e iniciativa”, expuso, al tiempo de precisar que las y los diputados de Morena y sus aliados “deberán acostumbrarse porque la oposición aplicará dichas tácticas parlamentarias las veces que sea necesario para frenar los abusos y las sinrazones de quienes hoy, pretenden lesionar los derechos de las minorías en el Parlamento”.
 
“Las y los diputados de Morena se asombran de que ‘la minoría’ haya tomado la Tribuna; pero ¿cuántos de ellos no lo hicieron? Recordemos sus muchos intentos por aplicar estas tácticas dilatorias parlamentarias para impedir los abusos de la mayoría y que sus propuestas pudieran ser propicias para abrir la negociación y la búsqueda de acuerdos”, refirió.
 
“Habría que recordar que la Reforma Energética del “Pacto por México” ¡duró 47 horas seguidas sin descanso ni tregua con la Tribuna tomada! ¡La toma de la tribuna cuando Calderón asumió la Presidencia! ¿Cuántos días duró, acompañada de la toma del Zócalo y de Reforma?”, cuestionó.
 
Luego de que legisladoras y legisladores de oposición fueran golpeados por diputados de Morena en el proceso (que culminó esta mañana), y que derivó en la presentación de quejas por parte de los agredidos ante el Comité de Ética de este recinto legislativo, Ortega Martínez recordó que Morena y sus aliados “no aceptan, ni entienden que, en todo el mundo, los Parlamentos han venido construyendo y usando instrumentos para la obstrucción parlamentaria de las mayorías, y que persiguen detener los abusos de la mayoría parlamentaria sin generar actos ilegales ni mucho menos, impedir el desarrollo de las sesiones en el Parlamento”.
 
Lo cierto –añadió- es que se han generado prácticas que se han instalado como “comunes” y que los compañeros de Morena deberían aceptar que son normales, legales y que, políticamente, en todo el mundo se han instalado y podríamos comentar algunas:

En los Estados Unidos, ejemplificó el perredista, hay un momento denominado “filibusterismo” donde el orador habla por largo tiempo para prolongar la sesión e impedir un acuerdo de la mayoría. De hecho, comentó, existe el récord de un personaje que duró hablando 17 horas continuas sin bajarse de la tribuna.
 
“La multiplicación de mociones, de reservas, las peticiones reiteradas de rectificación de quórum e, incluso, las “tomas” de Tribuna, son medidas absolutamente justificadas políticamente. Son tácticas dilatorias frente a los abusos de la mayoría”, precisó.
 
“¿Cómo frenar los abusos de la mayoría e instalar el retraso en las decisiones? ¡Pues con imaginación e iniciativa!”;  recalcó pero dejó en claro que estas prácticas requieren tener una línea que no se debe cruzar: La violencia y la agresión.
 
“En el debate inicial sobre los acontecimientos que significaron la ‘toma de la Tribuna’ y el acuerdo final adoptado (de retirar la propuesta de Morena sobre la desaparición fondos catastróficos en salud), sorprendió que varios oradores de ese partido subieran a quejarse y lloriquear acusando prácticas que debieran desecharse de la Cámara de Diputados”.
 
“Me parece –concretó- que este “lloriqueo” y las quejas solo disfrazan un puritanismo político, hipócrita, falso que deja mal parada la agilidad de la mayoría y la comprensión de prácticas parlamentarias que, en el mundo, son vigentes”, remató.
 
 

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario