DIPUTADOS DEL GPPAN ANUNCIAN PLAN PARA EL IMPULSO Y EMPLEO DE LAS Y LOS JÓVENES.


• Uno de cada seis jóvenes, no trabaja desde el inicio de la pandemia de COVID-19
• Se ha agudizado un segmento poblacional azotado por la pandemia económica: los
jóvenes
La creciente desigualdad en el mundo y las escasas perspectivas de una mejora en el campo
laboral, pueden crear una generación perdida de jóvenes, por ello, el diputado Carlos Castaños
Valenzuela, en nombre de Acción Nacional, dio a conocer el “Plan para el Impulso y Empleo de las
y los Jóvenes” (PIEJ) que consta de 3 puntos en favor del aprovechamiento de su potencial:

  1. Recuperar el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), a fin de apoyar el
    emprendimiento. Es una pieza fundamental para detonar el crecimiento económico, la innovación
    y la generación de oportunidades. Debemos trabajar por recuperar esta institución para apoyar a
    las y los emprendedores de México.
  2. Generar Incentivos Fiscales para Contratación de Jóvenes y quienes no cuenten con
    experiencia puedan acceder a un empleo bien remunerado. Por ello proponemos reformar la Ley
    del Impuesto Sobre la Renta para que se brinden incentivos.
  3. Crear un parque de innovación con empresas tecnológicas y universidades: es urgente
    insertarnos en la dinámica global de generación de negocios basados en la tecnología. Para ello,
    generar un ecosistema de intercambio de recursos humanos, epistémicos y de ciencia, en donde
    participen universidades mexicanas y empresas nacionales y extranjeras del ramo, puede ser un
    detonador de desarrollo para la juventud y la economía mexicana.
    Dicho programa, tiene como fin emprender acciones para que puedan acceder a un empleo bien
    pagado, que les permita satisfacer sus necesidades, formar una familia y vivir tranquilos y será
    impulsado en cada una de las entidades federativas.

El también vicecoordinador de Comunicación y Mensaje del Grupo Parlamentario del PAN, agregó
que es preocupante que con la recientemente pandemia generada por el Covid-19, se ha
agudizado un segmento poblacional azotado por la pandemia económica: los jóvenes, que se han
convertido en población muy vulnerable y desprotegido, ya que fueron los primeros en perder su
empleo.
Castaños Valenzuela señaló que, de acuerdo con los datos de la Organización Internacional del
Trabajo, uno de cada seis jóvenes, no trabaja desde el inicio de la pandemia de COVID-19 y el
23% de quienes conservaron su empleo ha disminuido sus horas laborales. Este desempleo
juvenil afecta más a las mujeres que a los hombres.
Aunado a lo anterior, dijo Castaños Valenzuela, se enfrentan a trabajos de bajos salarios, con
pocas prestaciones, lo que genera que tendrán mucha dificultad para acumular un patrimonio y
tardarán más tiempo en obtener seguridad financiera.
“En Acción Nacional estamos trabajando para darles herramientas en su camino, sabemos que el
desarrollo y bienestar de las y los jóvenes es desarrollo y bienestar para México en el presente y
para el futuro”, concluyó

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario