AGUA POTABLE PARA PROTEGERSE DE LOS BROTES DE CORONAVIRUS: DIPUTADO JUAN ESPINOZA EGUÍA.

Por la falta de agua potable muchas comunidades en México no cuentan con la más mínima protección en contra de los brotes del coronavirus, denunció el diputado federal del PRI, Juan Espinoza Eguía, al exigir al Gobierno Federal devuelva el presupuesto que cercenó a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), durante los últimos dos años; recortes que obligaron a suspender obras de potabilización, riego agrícola y saneamiento del agua.

La solicitud presentada a la Comisión Permanente de Congreso de la Unión, es que a través de la Secretaría de Hacienda se implemente un programa de compensación presupuestaria para CONAGUA; la justificación de la propuesta radica en que cerca de 10 por ciento de la población en nuestro país, no tiene acceso efectivo al agua potable, que equivale a entre 12.5 y 15 millones de habitantes; además, explicó, está probado que en lugares donde los servicios son limitados o inexistentes, no únicamente el coronavirus se puede esparcir más rápido, sino que su letalidad podría ser amplificada drásticamente.

El también secretario de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, previno que cuando las actividades reinicien, en pocas semanas, la demanda para el suministro de agua se verá incrementada y su uso debe ser garantizado, dentro de todos los esquemas en los que falla estructuralmente.

“La provisión para toda la población incluye el suministro seguro y confiable de agua, tanto a las comunidades marginadas como dentro de las grandes ciudades y en esta estrategia, no hay cabida a más recortes de presupuesto al sector, por el contrario, se necesita invertir más dinero”, dijo Espinoza Eguía.

El legislador por el estado de Nuevo León explicó que, de 2018 a 2019, la CONAGUA vio disminuido su presupuesto en poco más de 26 por ciento, 8 mil millones de pesos, y en el 2020 se ordenó modificar la distribución funcional de áreas específicas como la sección hidro-agrícola, administración del agua e instrumentos para el agua potable, modificando a la baja sus recursos en un 26.3%, 24.8% y 46.2% respectivamente.

Espinoza Eguía estimó, que las condiciones de riesgo y los problemas estructurales, obligan a los gobiernos en todos sus niveles, federal estatal y municipal a formular respuestas realistas a la población, incluso a revaluar su trabajo para cumplir con los compromisos de México asumió en los convenios internacionales, como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, planteado por la Organización de las Naciones Unidas, donde los países se responsabilizan de la gestión, acceso , aprovechamiento y conservación del agua.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario