Simulación y demagogia en la Casa Blanca

Fuente. Franja Sur.
René Alberto López

Dejamos el análisis de los discursos para un día después, tras la euforia de un sector de mexicanos por la visita de López Obrador a la Casa Blanca, donde lo recibió el anfitrión de la mejor manera.

Veamos ahora parte de sus mensajes, luego de espiar algunas palabras de entre los ramos de flores que se lanzaron mutuamente los gobernantes vecinos, cuyos significados hicieron que más de uno levantaran las cejas.

“Usted no ha pretendido tratarnos como colonia. Por el contrario ha honrado nuestras condiciones de nación independiente. Nunca ha pretendido imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. Hemos recibido de usted comprensión y respeto”. Palabras de López Obrador.

Desde luego, este parte del discurso del mexicano provocó que los más informados en este país, recordaran de inmediato el episodio de junio de 2019, aquel en el que Donald Trump amenazó a México con cobrar aranceles.

El 7 de junio del año pasado la prensa nacional e internacional publicó la noticia sobre las amenazas del presidente de Estados Unidos a México. Si algunos lectores ya olvidaron, basta con que investiguen esta información.

Por ejemplo, BBC News Mundo publicó en esa fecha: “Donald Trump anuncia aranceles de un 5% para todas las importaciones desde México, hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal”.

En aquellos días el gobierno mexicano logró frenar la arremetida de la Casa Blanca, pero tuvo que iniciar la política del cierre de fronteras a los migrantes de los países de Centroamérica y de otros lugares del mundo, una política contraria a los principios de nuestra nación.

Así, bajo la política de sometimiento, inició “las buenas relaciones” entre México y el Tío Sam, país que se le conoce como “la policía del mundo”. El gobierno de López Obrador se doblegó al capricho del mandatario que ha arrodillado de distinta maneras a países del orbe, menos a Cuba, Venezuela, Korea y China, que han demostrado dignidad ante el mundo.

Fue debido a ello que el gobierno mexicano ordenó mano dura contra los grupos de pobres de los pueblos migrantes y colocó unos 27 mil elementos de la Guardia Nacional en las fronteras norte y sur. Donald Trump, ha de haber dicho: “así sí baila mi hija con el señor”.

Y bien. Quizá en un afán de hacer brillar su discurso más allá de lo normal, para que esas palabras quedaran registradas con letra de oro en la historia universal, el Presidente, mostrando un talante circunspecto, se sacó esta perla, una prédica que lo acompañará por los siglos de los siglos:

“En vez de la Doctrina Monroe, usted ha seguido el consejo de George Washington, quien advertía que las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”. Esto es, comparó al tremendo racista más espeluznante del mundo con George Washington.

Pero Donald Trump también traía lo suyo y en su repertorio de ditirambos para México, al momento de referirse a los mexicoestadunidenses, resaltó que “fortalecen a las comunidades y son sumamente exitosos, como usted, negociantes firmes y grandes personas de negocio, señor presidente”.

Pero hay memoria. El 6 de marzo de 2015 expresó: “No quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a Estados Unidos”.

El 24 de febrero de 2015, tras el triunfo del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu en la premiación señaló: “México tuvo una gran noche en los Oscar. Y cómo no, si está acostumbrados a arrebatarnos lo nuestro más que ninguna otra nación”.

Cuando lanzó su candidatura para las primarias del Partido Republicano, expresó: “Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…”.

Y bien, en ese entonces los mexicanos migrantes les sirvieron para explotar sus discursos de odio y ganar la Presidencia, y, ahora será de diferente forma, pero el objetivo es el mismo. Esta vez usará la visita y el mensaje de halagos del presidente de México en su afán de reelegirse.

Algunos se preguntarán: ¿Por qué cambio su trató hoy con México Trump y recibió con honores a López Obrador? Simple. Está en campaña.

Chequemos el punto medular del apoyo de AMLO al señor de la Casa Blanca. En el párrafo de abajo, sí lee usted entre líneas, confirmará el respaldo electoral del Presidente de México a su amigo el presidente estadunidense. Recuerde que allá hay elecciones el próximo mes de noviembre:

“Por eso estoy aquí para expresar al pueblo de Estados Unidos que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto. Nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo digno, democrático y soberano”. Palabras de López Obrador.

Y es que la población de mexicoestadunidenses en Estados Unidos es de casi 38 millones de personas.

Ahí se las dejo.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario